San Pedros, tromperos y ochavos

Familia. Parazenidae

Cuerpo cubierto de escamas cicloideas y con una o dos líneas laterales. Boca terminal y mandíbulas acentuadamente protráctiles. Aletas pectorales redondeadas y pequeñas. Las ventrales están dispuestas en posición torácica. La aleta caudal de forma hendida o truncada.

Cyttopsis rosea (Lowe, 1843)
-Trompero- / Código 3-Alfa:

Aleta dorsal con seis a siete espinas, más raramente ocho. Pectorales con 13 a 15 radios. Las aletas ventrales tienen 9 radios y se insertan en línea o ligeramente adelantadas con respecto a las pectorales. Color rosado.

Es la única especie de esta familia en nuestras aguas y pertenece a la subfamilia Cittopsinae. El género inicial Zeus fue revisado (Gill, 1862) y es posible que Cyttopsis aluda al parecido con el género Cyttus (Günter, 1860), mediante el sufijo griego –opsis –similar a-. El epíteto específico significa “rosa”, en clara alusión al color dominante. El término “trompero” vendría de trompa, referido a la capacidad protráctil de las mandíbulas que permite la comparación metafórica con el órgano de los elefantes.

 

Familia. Zeidae

Cuerpo corto, alto y fuertemente comprimido, con o sin escamas. Cuando están presentes, éstas son pequeñas y rudimentarias, pudiendo ser reemplazadas por escudos espinosos en los laterales. Cabeza robusta con ojos grandes y hocico prolongado. La boca es grande, con pequeños dientes en bandas sobre las mandíbulas y el paladar. En la base de la aleta dorsal y la anal presentan escudos con fuertes espinas, también hay espinas cefálicas. La primera dorsal con siete a 10 espinas que se prolongan en largos filamentos. Anal con una a cuatro espinas. Sin espinas en las aletas ventrales. Las aletas pectorales con inserción elevada. La caudal puede ser redondeada o truncada.

Zeus faber Linnaeus, 1758
-San Pedro-/Código 3-Alfa: JOD

Cabeza ligeramente convexa. Escamas únicamente en la línea lateral. Aleta caudal redondeada. Color gris a marrón, con reflejos dorados y líneas irregulares más o menos difusas. En el centro de los flancos hay un ocelo circular de color negro, rodeado por un halo claro.

El nombre genérico alude a Zeus, el dios supremo de los griegos al que fue consagrado el pez y bautizado como tal. El epíteto específico significa en latín “hombre que hace o fabrica», entendido como un artesanos, y alude al parecido de sus huesos y aletas con algunas herramientas de herrero. Los ocelos laterales son la huella del índice y el pulgar de San Pedro, según la mitología bíblica. Las huellas del apóstol quedaron impresas cuando sacó uno de estos peces y lo sujetó de aquella forma para abrirle la boca y obtener la moneda de plata que Jesús le dijo que encontraría. Así pagó los impuestos que el Cesar reclamaba a su templo. Tiene interés comercial bajo en el golfo de Cádiz. Sin embargo, está muy cotizado en otras zonas de España donde es más abundante.  

 

Zenopsis conchifer (Lowe, 1852)
-San Pedro plateado-/Código 3-Alfa: JOS

Similar a la especie anterior pero con el cuerpo más alto y redondeado. El perfil cefálico es convexo, proyectando la boca hacia arriba. La línea lateral marca una “S” muy pronunciada. Escamas únicamente en la línea lateral. Aleta caudal redondeada. Color gris plateado, con o sin manchas oscuras pero sin ocelo.

La especie fue descrita en el género Zeus pero se reviso como Zenopsis. El nombre genérico se puede traducir como “parecido a Zeus”, mediante el sufijo griego –opsis –visión- que se entiende como una cualidad, “visión o aspecto de”. El epíteto específico significa “que lleva concha” y viene de añadir el sufijo latino –fero –que lleva- al sustantivo concha -concha-. Es una alusión al parecido de las placas óseas de la base de las aletas dorsal y anal con una concha de gasterópodo, ya que pareció a Lowe que se asemejaban a las conchas deprimidas de un pateliforme. Es una especie habitualmente confundida con Zeus faber por lo que se nutre de nombres comunes de esta especie. Para diferenciarlo comercialmente se especifica que es el “san Pedro Plateado”.

Familia. Caproidae

Cuerpo alto, subromboidal, marcadamente comprimido y cubierto de escamas ctenoideas. La cabeza es prominente y de forma cónica. Los ojos son grandes y redondos. Una aleta dorsal con siete a nueve espinas y una segunda porción blanda. Aleta caudal redondeada.

Capros aper (Linnaeus, 1758)
–Ochavo- / Código 3-Alfa: BOC

Cabeza con perfil cóncavo. La boca es pequeña, prominente y muy protráctil. Rostro tan largo o más que el diámetro ocular. Los radios espinosos de la dorsal bastante más largos que los blandos. Tono rojizo con tres bandas transversales también rojizas. Los extremos de las aletas dorsal, ventral y caudal diferenciados en rojo intenso.

La traducción del nombre científico es “cabra jabalí”. El género viene del latín capra -cabra- y el epíteto específico aper significa “jabalí”. Si jugamos un poco con la imaginación comprobaremos cierto parecido entre el perfil de su cabeza y el de una cabra. Como también lo hay entre la silueta de su cuerpo y la de un jabalí. El término “ochavo” hace referencia, por su forma discoidal, al parecido con la antigua moneda del mismo nombre: el ochavo de dos maravedíes de Felipe II. Sin embargo, también puede explicarse el uso de este término por su silueta, con origen en el término latino octavus que significa “octogonal”. Son bien conocidos por los barcos de arrastre, ya que forma cardúmenes tan grandes que pueden llegar a reflotar el copo y causar la pérdida del lance.